La mayoría de los usuarios de audífonos reportan una ganancia significativa en la calidad de vida:

Relaciones interpersonales. 

Autoestima.

Desempeño laboral.

Mejor salud.

¿UNO O DOS AUDÍFONOS?

Si la Pérdida auditiva es en ambos oídos y estos son funcionales, se deben usar dos audífonos y no uno. Esto es lo natural. Dos audífonos representan con más precisión la forma en que las cosas deben sonar. Las ventajas mas relevantes son:

  1. Mejora la percepción de los sonidos que integran el lenguaje tanto en silencio como en ruido ya que mientras un audífono se adapta al habla, el otro disminuye el ruido de fondo que distrae. “Calidad estéreo”. Las investigaciones muestran mayores avances en terapia de lenguaje.
  2. Mejor Señal/Ruido: Facilita comprender la conversación en ruido. El uso de ambos oídos “incrementa” la habilidad de escuchar una señal (usualmente habla), mientras es enmascarada por una señal de fondo.
    Las personas, tanto con sorderas simétricas como asimétricas se ven favorecidas con la amplificación biaural. El uso de 2 audífonos es fundamental durante la conversación con varias personas.
  3. Mejora la habilidad de ubicar el sonido. Localización: El sistema auditivo utiliza un conjunto de pistas de tiempo y espacio, para ubicar una determinada fuente de sonido.
  4. Dos audífonos, reducen el riesgo de Deprivación Auditiva. Al utilizar audífonos en ambos oídos, el sonido es capaz de estimular el Nervio Auditivo de cada lado, manteniendo activo al cerebro de forma bilateral. El usar un solo equipo, hace que el cerebro deje de recibir estímulos de manera adecuada, perdiendo la capacidad de interpretar señales, empeorando la pérdida auditiva de ese lado. Lo que es peor, se pierde la capacidad del Sistema Auditivo de integrar a nivel central, la información percibida por ambos oídos.
  5. Mejor balance del mapa cortical. La parte Temporal del cerebro es la zona primaria y secundaria auditiva y del lenguaje. Si se usan dos equipos, cada parte del cerebro es utilizada para la función que fue creada. El no tener una amplificación adecuada, hace que la parte visual (occipital), motora (parietal) o que la olfativa, sensitiva, de emociones o razonamiento, trabajen más, generando un imbalance cortical que favorece la pérdida cognitiva, el Alzheimer, las demencias, la depresión, la paranoia y la ansiedad.
  6. Eliminar el Efecto Sombra: Cuando solo se utiliza un audífono, el oído amplificado no recibe toda la información, puesto que la cabeza hace “sombra” para los sonidos que vienen del lado no amplificado.
  7. Efecto de Sumación Biaural (BLS): Es la ganancia adicional al oír por dos oídos. El efecto de sumación de los dos oídos a nivel umbral es de aproximadamente 3 dB. Sin embargo, a intensidades de 30 o 40 dB, son percibidas como diferencias de 6 dB. Esto, se traduce en la ventaja de ajustar los audífonos, a menores ganancias y por lo tanto obtener muchos beneficios respecto a disminuir el feedback, la distorsión, la fatiga y ayudar a tener “sensación de sonidos” a una distancia mayor (Binaural de 12 metros/Unilateral, solo 3-4 metros). Al utilizar un solo audífono puede que se requiera subir el volumen para oír. Sin embargo, el uso de 2 equipos permite escuchar a volúmenes normales.
    Con el efecto de sumación de los dos oídos, las señales son percibidas simultáneamente en cuanto a tiempo e intensidad, de tal manera que mejora la percepción auditiva.
  8. Disminución de la fatiga auditiva y de estrés: El uso de 2 audífonos contribuyen a que las personas no tengan que esforzarse para interpretar correctamente los sonidos y el acto de oír vuelve a ser algo agradable.
  9. Efecto Squelch: Es la habilidad de los procesos centrales para eliminar los ruidos de fondo de baja intensidad. Cuando las personas se benefician de adaptaciones bilaterales, son capaces de asumirlos con mayor tolerancia, principalmente en entornos reverberantes o con ruidos de fondo.
  10. Disminución de tinitus o acúfenos bilaterales: Estos son ruidos en los oídos o en la cabeza. Si se maneja el tinitus o se amplifica un solo oído, la intensidad disminuye, pero se genera solo el 50% de mejoría en el oído amplificado. La adaptación biaural es sin duda la mejor elección.
  11. Mayores ventajas de conectividad con los equipos de audio. Cuando la música, la televisión, las películas y las voces de las personas se escuchan con dos oídos, disfrutamos de una calidad de sonido rica, equilibrada y completa.
  12. Una mejor audición afecta positivamente la seguridad, la confianza y la independencia. La capacidad de saber de dónde proviene el sonido depende de ambos oídos. Girar en la dirección correcta cuando se oye su nombre, o saber dónde está la sirena del carro de bomberos o la de la ambulancia en el tráfico, o el pito de un automóvil, es una gran ayuda para la vida cotidiana.